miércoles, 28 de noviembre de 2012

Catanias

Hola a tod@s!!!
hace unos días hice estas "delicatessen" llamadas Catanias.
El año pasado visitando un día a mi yaya en Barcelona, uno de mis tios que estaba por allí, nos ofreció  estos bombones típicos de Vilafranca del Penedès. Nos encantaron a todos y la verdad es que me quedé con la cosilla esa de saber como se harían..
Pues bien, hace unos días mirando por internet encontré varias recetas de ellas y no dudé ni un momento en ponerme manos a la obra e intentar hacerlas.

Pues bien, no me salieron tan bonitas quizás como las compradas, ya que aquellas son más perfectas en su forma ovalada, pero de buenas, están igual, así que ¡¡buena cosa he aprendido!! jejejeje..

Las metí en una cajita metálica cuando las tuve listas, pues bien.... Por la tarde del día siguiente ya no quedaban ni una..., mis pequeñajos ya se habían encargado de dejarme la cajita limpia, así que nada..., ahora están a la espera de que la mama se vuelva a poner a hacer unas poquitas más. ;)

Pues nada, no me enrollo más y ahí os dejo la receta por si os animais a hacerlas.
No son difíciles de hacer, pero no os engañaré..., son un poquito entretenidas..., jejeje.., pero bueno el resultado merece la pena, ya vereis.

Ingredientes:
- 200g de almendras marconas peladitas
- 200g de azúcar
- 300g de chocolate blanco
- cacao en polvo

Pues bien, para empezar tendremos que coger nuestras almendras y ponerlas en una bandeja de horno para tostarlas. Las meteremos en el horno precalentado a 170º durante unos 15 minutillos más o menos, eso sí, a media cocción les dais un poquitín la vuelta para que no se nos torren sólo de un lado.
Cuando veais que están doraditas, será el momento de sacarlas y dejarlas enfriar en la misma bandeja.

Después cojeremos 150 de azúcar y lo pondremos en una sartén antihaderente.
Lo dejaremos haciéndose a fuego lento hasta que veais que se pone doradito. Entonces será cuando pongamos unos 150g de almendras tostadas en la sartén, removamos y saquemos las almendras caramelizadas poniéndolas encima de un papel de hornear.
Con un cuchillo iremos separándolas unas de las otras si veis que se han quedado pegaditas.
Éste paso en un poquito corre que te pillo ya que el caramelo no tarda mucho en endurecerse y después al intentar separar las almendras igual se nos rompen..., así que con alegría, las vamos separando, jejeje..

Si veis que queda un hilíto de caramelo en la almendra.., pues vais rompiéndolo...
Eso sí!! todos los piquitos de almendras que se hayan podido romper o los restos de caramelos, no los tireis!! que nos servirán después para el próximo paso. ;)

Ahora tocará volver a calentar un poquitín de azúcar, es decir, los 50g que nos han sobrado y volver a hacer el mismo proceso con los 50g de almendras que también hemos reservado antes.
Eso sí... con estas almendras no tendremos que padecer mucho en separarlas ya que nos servirán para hacer un praliné, con el cual después rebozaremos las almendras caramelizadas de antes.

Bueno, pues eso, cojemos las almendras que hemos caramelizado últimas y las pasamos junto con los restos que hemos guardado antes de almendritas y caramelo restante, por una picadora.
Nos saldrá el praliné en polvo que será con el que rebozaremos las almendras caramelizadas que hemos hecho la primera vez.

El paso siguiente (y ya vamos terminando..., no os preocupeis, jejeje..), es fundir el chocolate blanco al baño maría.. Si quereis podeis hacerlo también en el microondas, pero bueno, a mí me gusta más siempre fundir los chocolates a fuego lento al baño maría...

Una vez lo tengamos fundido, iremos cogiendo nuestras almendras caramelizadas y las iremos pasando por él, formando así una capita de chocolate...

Las iremos dejando sobre papel de hornear hasta que se vaya cuajando el chocolate....

Cuando veamos que el chocolate de las catanias está cuajadito, intentaremos darles forma ovalada con los dedos y después las pasaremos por el cacao en polvo.
Una vez las tengamos rebozadas por éste último, ya las tendremos listas.

Yo las metí en la nevera para que se solidificase todo antes una vez terminadas y al cabo de la horita ya estaban listas para comer.

Después las guardais en una cajita metálica y ahí se conservan durante varios días perfectamente..., aunque bueno, en mi casa ya os digo que no duraron ni 24 horas!!! jejejeje...

No sé si me habré explicado bien con tantos pasos..., pero bueno, si teneis alguna duda, ya sabeis, me lo preguntais y asunto arreglado!! ;)


Si las haceis, ya me contareis si os han gustado!!

4 comentarios:

  1. Que ricas, no las conocía….. ay!!!!! que buenas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues sí que están buenas, si... jijijiji...
      Tienes que probarlas!! ;)
      Un besito.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. pues tienes que probarlas!! ya verás como te gustan!! ;)
      Un besito.

      Eliminar