domingo, 12 de agosto de 2012

Tarta Saint Honoré

Hola a tod@s!!!
hace un par de años para mi cumpleaños, mi marido me compró una tarta Saint Honoré para ponerme las velas y darme una sorpresa. Me quedó muy buen recuerdo de ella ya que me pareció riquísima. En aquel entonces aún no la había escuchado. Él me explicó que le habían dicho que era una tarta típica francesa y que era una de las mejores y por eso se decidió a comprármela.
Pues bueno, después de mucho tiempo con la recetilla guardada, hoy por fín me he decidido a hacerla en casa y la verdad es que es toda una maravilla.
¡Imaginaros!! la que compró él, era de estas tartas congeladas..., así que hoy ha sido todo un lujazo podernos comer esta tarta casera que la verdad es que nos ha encantado el doble!!
Este tiempo la he ido dejando porque no es que sea complicada de hacer, sino que simplemente es laboriosa y por eso quizás me daba más cosilla ponerme con ella.
Pero sin lugar a dudas, a partir de ahora la repetiré muchas más veces!!! jejeje...

Ingredientes:
(para la base):
- una plancha de hojaldre

(para la pasta choux):
- 250g de agua (o leche, o mitad y mitad) (yo le puse leche)
- 100g de mantequilla (o manteca de cerdo)
- 1 cucharadita de sal
- un pellizco de azúcar
- 4 huevos grandes
- 160g de harina

(para la crema pastelera):
- 500ml de leche entera
- 100g de azúcar
- 1 ramita de canela
- la piel de un limón
- 40g de maicena
- 4 yemas de huevo
- un pellizco de sal

(para el caramelo):
- 250g de azúcar
- 1 cucharadita de zumo de limón

(para la nata):
- 400ml de nata para montar
- 50g de azúcar glas

Pues bueno, vamos poquito a poco por pasos, vale?

Primero empezaremos por preparar nuestra pasta Choux. Para ello pondremos en un cazo la leche, la mantequilla, la sal y el azúcar. Lo pondremos a fuego medio e iremos removiendo poquito a poco para que se vayan integrando bien los ingredientes y cuando veamos que se ponen a hervir, retiraremos del fuego.
Es en ese momento cuando tenemos que poner la harina de golpe y remover bien para que se integre.
Una vez la tengamos bien mezclada, pondremos nuestro cazo en el fuego de nuevo y cuando veamos que se despega un poquitín la masa y sube el aceitillo de la mantequilla, apagamos el fuego y vamos añadiendo los huevos, uno a uno, sin parar de remover.
Será entonces cuando tengamos nuestra masa choux lista.
La meteremos en la manga pastelera y la dejaremos reposar ahí una media horita para que se vaya enfriando un poquitín.

Bueno, pues ahora vamos a por la crema pastelera. ;)
Del total de la leche, cogeremos un vaso y disolveremos la maicena en él. El resto de leche lo pondremos en un cazo al fuego junto con las yemas, el azúcar, la cáscara de limón y el palito de canela. Iremos calentando a fuego medio y cuando veamos que rompe a hervir, le añadiremos la maicena disuelta de antes.
Tenemos que remover sin parar hasta que veamos que se va espesando. Será entonces cuando quitemos la cáscara de limón y el palo de canela.
La pondremos en una bandeja bien extendida y la dejaremos enfriar.

Os explico como se hace el caramelo, lo que pasa que éste será lo último casi que tenemos que hacer, ya que será hacerlo y aplicarlo a la tarta ya que sino, en un momentín lo tenemos frío y no nos servirá.
Para hacerlo, tendremos que poner en una sartén u olla antiadherente el azúcar con el zumo de limón y dejarlo a fuego medio sin dejar de remover. Tendremos que apagar el fuego cuando veamos que se ha formado el caramelo con ese color doradito.

Y ahora toca ir montando la tarta con los pasos que hemos ido explicando antes.

Tendremos que calentar el horno a 180º y mientras se va calentando, iremos haciendo la base de la tarta.

Cogeremos la plancha de hojaldre y le daremos la forma que queramos, rectangular, circular.... Yo la he hecho con la medida de un plato plano. Lo he puesto encima de ella e ido recortando hasta obtener el circulo que quería.
Después lo he puesto encima de la bandeja de horno, sobre un papel sulfurizado.
Con la manga pastelera donde estaba la pasta choux, he cogido he ido haciéndole el círculo exterior, que será donde vayan apoyados los mini-choux de la tarta.
He pinchado con un tenedor la masa de hojaldre para que no subiese y la he metido en el horno.
Hay que dejarla unos 20 minutillos o hasta que veamos que está dorada.
Después la sacaremos y la dejaremos enfriar.


El siguiente paso ha sido hacer los mini-choux de los que os hablaba antes. Son como lionesitas pequeñas, así que con la manga pastelera también los iremos formando en la bandeja para después meterlos en el horno. Cuando los veamos doraditos igual que la base, los sacamos y dejamos enfriar.


Pues bien, ahora coger la crema y meterla en la manga pastelera, eso sí, tendremos que cambiar de boquilla y poner la más finita.
Se trata de coger cada mini-choux e irlos rellenando de crema.

Cuando ya los tengamos todos nos iremos a hacer el caramelo como os he explicado antes. En este paso no hay que dormirse mucho en los laureles ya que el caramelo se enfría rápido y entonces no se nos pegarían los mini-choux en él.

Pues bien, se trata de rociar un poquitín de caramelo por el círculo de masa choux que hemos hecho antes en la base de la tarta e ir colocando los mini-choux rellenos, por encima. Así haremos el circulo exterior de la tarta con ellos. Yo le he puesto doble capa, es decir, cuando he tenido una filera, he vuelto a rociar caramelo por encima de ellos y he puesto otros cuantos haciendo una intercalada por enciama.

Pues bueno, lo entretenido ya está!!! no os preocupeis!! jejeje..

Ahora, sólo nos queda rellenar la tarta con la crema pastelera restante y después montar la nata con el azúcar y ponerla por encima de ésta.


La meteremos en la nevera unas horitas y ya la tendremos lista para comer!!!

 
Merece la pena hacerla!!! así que animaros!!! ;)


La ví en: Las recetas de mamá

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada